Frases de Cumpleaños Para Una Hija

¿Puede haber un instante mejor para mencionarle a una hija lo que sentimos por ella que en el día de su cumpleaños? seguramente no. Por eso, el cumpleaños de tu hija debe ser un día sustancial en tu calendario que no tienes que omitir por nada de todo el mundo. Y sucede que en el final lo que cuenta no son los regalos, sino las expresiones. Lo material, desaparece, pero las expresiones siempre perduran en la memoria de quien las recibe.

En el siguiente catálogo de citas se tienen la posibilidad de hallar oraciones pensadas con bastante cariño e idealmente construídas para felicitar a esa persona tan particular y que con su nacimiento cambió para toda la vida el curso de tu vida. Y sucede que se frecuenta decir que madre no hay más que una, pero es que hijas tampoco, tanto para un padre como para una madre.

Por un instante, piensa en el día de su nacimiento, cómo te sentiste, cómo transcurrió. ¿Esperabas que fuera así o era diferente? ¿Lloró bastante al nacer? ¿Te miró? ¿O quizás te pareció ver una sonrisa que nadie más vio? ¿A quién se parecía? Quizás todavía recuerdes tus primeras expresiones al notar a este nuevo ser llegar al planeta. Y sucede que la llegada de un hijo es con seguridad el instante más sustancial de una pareja. Esta niña que llegó para quedarse, esta criatura que te dió disgustos y alegrías en igual dosis… ¡Y que por varios años más dure! Y sucede que lo malo se deja atrás y sin lugar a dudas no cambiarías ni un ápice de vuestras vivencias, de ese enorme tiempo compartido.

Si está próximo de llegar ese enorme día, márcalo en tu calendario sin demora para que recuerda felicitarla como sea correcto. Divertidas, cariñosas, desenfadadas y emotivas, cada cita iniciativa en el siguiente catálogo está pensada para conmover y felicitar de diferente forma a este ser tan amado por ti: tu hija. Esperamos que con ellas encuentres ese sentimiento que te cuesta expresar o que no tienes idea cómo argumentar y que hagáis de ese día un acontecimiento digno de acordarse, ya que el fundamento bien lo merece.

Felicita a tu hija con estas oraciones originales

Para mí siempre serás,
la niña que jugaba en la acera,
que dejaba migas de pan en la cama,
que reía y me dejaba el alma llena.
En tus ojos hoy aún veo a esa niña,
y por eso te deseo
que jamás se apague tu espíritu alegre,
ni tu sueño de tocar la luna,
ni tu mirada inocente.
Feliz cumpleaños, niña de mis ojos.
Nunca olvides que mamá te quiere.

Por el sendero de la vida
tuve que dejar caer tu mano
para que buscases tu destino,
sin entender que a cada paso
seguía caminando contigo.
Espero que me sientas siempre tan cerca
como nos encontramos hoy, mi pequeñita,
disfruta de tu cumpleaños,
¡y vive una vida bonita!

No podría estar más orgullosa
de tener la hija que tengo.
Sus locuras y sus logros
me colman de contento.
Quiero que en tu cumpleaños
recuerdes lo bastante que te quiero;
y en los días venideros,
no tenemos la posibilidad de olvidarnos
de que tu corazón late en el mío
y no tendremos la posibilidad de distanciarnos,
aunque estemos una en China
y la otra en Santiago.
Feliz cumpleaños, mi vida,
esto… ¡hay que celebrarlo!

Tal día como hoy,
tus ojitos me miraron,
extrañados… por primera oportunidad.
Luego se llenaron de un brillo
que ya jamás salió.
Y esa vez pude entender,
qué significa el cariño,
amor de madre,
amor de amiga,
amor de mujer.
¡Feliz día de tu cumpleaños,
mi niña de hoy y de ayer!
Mi pequeñita, mi corazón…
¡qué ganas de abrazarte otra vez!

Si deseas ir de compras, ¡te acompaño!
Si necesitas un consejo… te lo doy.
Si me pides ayuda… ahí estaré.
Si no deseas comentar con nadie… me alejaré.
Puedes hasta utilizar esta noche mi pintalabios de Chanel.
Pero abandonarte… ¡jamás te abandonaré!
Feliz cumpleaños, hijita, ¡que lo pases muy bien!

Entre lágrimas y mocos te conocí,
y entre vueltas de la vida creí que te perdí,
lo que bien yo no sabía es que siempre estarías ahí,
como un faro que me alumbra
y no me deja abandonar.
Feliz cumpleaños, hija mía,
no puedo imaginar qué haría sin ti
en mi corazón y en mi vida…
gracias por ser así.

No sabía que fuera con la capacidad de amar a otra persona hasta que naciste mi niña, ese día fue el más feliz de mi vida y con todo el cariño de un padre, te deseo un Feliz cumpleaños hija mía.

Cuando un hombre tiene una hija, ella se transforma al momento en la princesa de su mundo, y tú eres la princesa que cuidaré y protegeré toda mi vida. Feliz día de cumpleaños, hermosa.

Te vimos llorar, te vimos reír, te vimos enamorarte, te vimos vencer, pero verte crecer cada día, hija, y transformarte en la mujer que eres en este momento, nos hace los padres más contentos de todo el mundo. ¡Feliz cumpleaños!

Me siento el padre más favorecido de todo el mundo al tener una hija como tú. Te mereces todos los deseos que pidas en este día tan particular. Feliz cumpleaños y que los próximos sean igual de particulares y bellísimos como te mereces.

Un día como hoy, todo el cielo se paralizó al notar que un ángel nacía en la tierra, y doy por medio de Dios por aceptar que ese ángel fuera mi hermosa y querida hija. Feliz cumpleaños.

Feliz cumpleaños. Que Dios bendiga tu sendero, así como bendijo el mío cuando llegaste a mi vida, hija mía.

Feliz cumpleaños, mi niña. Espero poder colmar de amor cada minuto de tu vida, del mismo modo que tú repletas la mía de alegrías y felicidad.

Un día como hoy nació la niña que tranquilidad mis tormentas e ilumina mis días. Por varios años más, siempre estaré contigo, feliz cumpleaños.

Estoy orgullosa de tener una hija tan particular que se convertirá en una mujer que nadie podrá olvidar. Quisiera que poseas un cumpleaños igual de hermoso que tú.

Aprovecho el día de tu cumpleaños para pedirte que jamás cambies. Eres mi orgullo de hija, tu forma de ser me encandila y te amo como sólo una madre puede amar a sus hijos, incondicionalmente. Feliz cumpleaños.

Los años pasan y observamos como cambias y te conviertes en una mujercita, pero lo que jamás cambiará es el cariño que sentimos por ti. Feliz cumpleaños de parte de papá y mamá.

Para la princesa de mi corazón y la causante de mis sonrisas, te deseo un feliz cumpleaños. Te quiere, papá.

Un día como hoy, te miré por primera oportunidad, y el júbilo y la alegría que sentí crecen en mi corazón cada año que sucede a tu lado. Feliz cumpleaños hija mía.

Hoy es un día muy particular, el día que das un paso más para ser la mujer más extraordinaria de todo el mundo. Te quiere y te quiere un feliz cumpleaños, mamá.

Hace precisamente 15 años, encontré un tesoro inalcanzable. Ese tesoro, niña mía, eres tú. ¡Feliz cumpleaños!

Cuando naciste, mi corazón quedó prendado del tuyo. Vayas donde vayas, estaré siempre contigo. Feliz cumpleaños, niña mía.

Sonríe como si cada día fuera tu cumpleaños, porque no hay nada en el planeta que nos alegre más, que ver feliz a nuestra hija. Feliz cumpleaños.

Hoy es el día que celebramos el nacimiento de la preferible hija de todo el mundo. Por varios años más, feliz cumpleaños.

Jamás pensé que mi vida podría estar tan llena de luz y alegría, pero cuando naciste me convertiste en la madre más beneficiada de todas. Feliz día de cumpleaños.

¿Puede haber un instante mejor para mencionarle a una hija lo que sentimos por ella que en el día de su cumpleaños? seguramente no. Por eso, el cumpleaños de tu hija debe ser un día considerable en tu calendario que no tienes que omitir por nada de todo el mundo. Y sucede que en el final lo que cuenta no son los regalos, sino las expresiones. Lo material, desaparece, pero las expresiones siempre perduran en la memoria de quien las recibe.

En el siguiente catálogo de citas se tienen la posibilidad de hallar oraciones pensadas con bastante cariño e idealmente construídas para felicitar a esa persona tan particular y que con su nacimiento cambió para toda la vida el curso de tu vida. Y sucede que se acostumbra decir que madre no hay más que una, pero es que hijas tampoco, tanto para un padre como para una madre.

Por un instante, piensa en el día de su nacimiento, cómo te sentiste, cómo transcurrió. ¿Esperabas que fuera así o era diferente? ¿Lloró bastante al nacer? ¿Te miró? ¿O quizás te pareció ver una sonrisa que nadie más vio? ¿A quién se parecía? Quizás todavía recuerdes tus primeras expresiones al notar a este nuevo ser llegar al planeta. Y sucede que la llegada de un hijo es con seguridad el instante más considerable de una pareja. Esta niña que llegó para quedarse, esta criatura que te dió disgustos y alegrías en igual dosis… ¡Y que por varios años más dure! Y sucede que lo malo se deja atrás y sin lugar a dudas no cambiarías ni un ápice de vuestras vivencias, de ese enorme tiempo compartido.

Si está próximo de llegar ese enorme día, márcalo en tu calendario sin demora para que recuerda felicitarla como sea correcto. Divertidas, cariñosas, desenfadadas y emotivas, cada cita iniciativa en el siguiente catálogo está pensada para conmover y felicitar de diferente forma a este ser tan amado por ti: tu hija. Esperamos que con ellas encuentres ese sentimiento que te cuesta expresar o que no tienes idea cómo argumentar y que hagáis de ese día un acontecimiento digno de acordarse, ya que el fundamento bien lo merece.

Deja un comentario