Frases de Cumpleaños Para Una Madre

Sin duda, no existe ser más precioso, dadivoso y cariñoso en esta tierra como una madre, debido a que no solo nos cargo en su vientre por 9 meses, sino que soportó toda clase de padecimiento físico y mental para traernos a este planeta, educarnos y transformarnos en personas con valores.

Toda ocasión y ocasión es impecable para expresarles a nuestras mamás lo agradecidos que nos encontramos por tenerlas en nuestra vida, pero, más que nada, por ofrecernos tanto y tanto amor.

Comúnmente, cuando estamos lejos de casa, pensamos ¿qué estará realizando mi madre? La respuesta es obvia y muy semejante, ya que ella también está pensando en nosotros. En si ya comimos, si poseemos frio, si nos va bien en el trabajo, en el lugar de vida o con la familia; así como en lo bastante que le encantaría vernos atravesar por su puerta para ofrecerle un enorme y fuerte abrazo.

Frases de cumpleaños para madres

No es algo obligatorio el aguardar a que sea su cumpleaños para visitarla y mencionarle cuanto la amamos. Claro que no. Es algo que debemos llevar a cabo cada que tengamos la posibilidad. Oséa, si salimos temprano del trabajo, una rápida visita a nuestra madre antes de proceder a casa no le hace daño a nadie, al opuesto.

No obstante, la sociedad y el planeta de hoy en el que vivimos nos deja sin un largo tiempo libre. Tiempo que tenemos la posibilidad de ocupar para conocer a nuestra querida madre.

Es por esto que, amigo mío, cada que poseas la posibilidad de abrazar y besar a tu madre, tienes que llevarlo a cabo y atesorar cada segundo. Haz que cada segundo se convierta en horas y horas de amor con la mujer que te dio la vida.

Es por esto, que en el próximo cumpleaños de esa mujer tan única e inalcanzable tienes que suponer en un obsequio increíble; y, no es un misterio, que las mamás aprecian más las expresiones sinceras de un hijo que cien carretas repletas de piedras hermosas.

Así que, si se aproxima el cumpleaños de tu querida madre y no tienes idea qué expresiones escoger, te sugerimos que eches una mirada en nuestra sección de oraciones de cumpleaños para una madre. Nos encontramos seguros de que encontrarás la cita precisa para la madre impecable.

Da igual si es tu madre, o la madre de tus hijos o la madre de tus sobrinos, aquí encontrarás las expresiones más dulces, divertidas y agradables de todas.

Felicita a tu madre con una de estas frases

Al ángel más hermoso, mi cariño,
gratitud, dedicación y inocencia,
en este día tan dichoso,
en que floreció el corazón de Dios.
¡Disfrútalo mucho!

Un día como hoy nació mi sol,
para iluminar mis mañanas
con su sonrisa pura.
Sígueme dando amaneceres
que logre gozar todos los días.
¡Feliz cumpleaños!

Mis superiores deseos en este día tan dichoso.
¡Qué sería de mí sin este cumpleaños,
donde nació el cariño de mis amores!
¡Felicidades, mamá!

Si pudiera soliciar un deseo,
sería verte siempre resplandeciente
como rosa fría y jovial.
Porque tu felicidad es la mía,
¡que cumplas varios años, mamá!

Porque amor has sembrado, amor has cosechado.
¡Disfruta bastante tu día, mamá!

Felicidades a la más hermosa,
a la única y sin igual,
que me dió muchos años de felicidad.
Mis superiores deseos y gratitud.

Brindo por la mujer más amorosa
en este cumpleaños tan preciado
que recordamos un año más de vida,
dedicación, amor y entusiasmo.
¡Felicidades, mamá!

¡Oiga Dios mi plegaria
y bendiga a la más hermosa de las mamás,
para que le ayude este año
y la llene de bendiciones!

Brinque el cielo de contento,
porque Dios nos envió un enorme ángel,
y hoy celebramos su dulce llegada:
¡felicidades y muchas gracias, mamá!

Cada año, estás más hermosa y joven,
pues, a ti mamá, te embellece tu sonrisa,
tus horas de amor y tus atenciones:
¡Feliz cumpleaños!

Si tuviera que elegir una sonrisa,
sin duda, escogería la tuya,
porque es la más pura y sincera.
¡Gracias por regalármela año tras año!

Vuele mi felicitación a tu pecho
y anide en él mi gratitud y respeto,
por todos esos años
que, por mi felicidad, has velado.

Cada día, agradezco tu presencia,
tus dulces besos y caricias,
obras que tu amor indica
y que en tu corazón son esencia.
¡Felicidades, mamá!

Te amo por darme tu vida,
por cubrirme períodico a besos,
por tus dulces desvelos
y por ser, de entre todas, la elegida.
¡Gracias, mamá!

¡Feliz cumpleaños a la más guapa
que embellece día tras día,
sosteniendo tal sonrisa
que a todos encanta!
¡Eres la preferible de las madres!

Si pudiera elegir un deseo,
sería perderme cada año en tu sonrisa,
seguir disfrutando tus caricias
y sentir tus dulces besos.
¡Feliz cumpleaños, mamá!

Amarte es fácil, mamá,
porque tú le enseñaste a mi corazón
que no hay mejor razón
que la distribución abnegada.
¡Gracias y felicidades!

¡Qué bien poder celebrar cada año
tu cumpleaños y maternidad!
Aun así te deberé una eternidad
de amores y cuidados.
¡Gracias por todo, mamá!

Muchas felicidades mamá, esta poesía es por hoy, tu cumpleaños,
No está nada mal, la sabiduría de tu edad y joven como antaño.
La verdad, es que estaría mortal que tu familia no te felicitáramos,
Creo que sería lo más habitual que juntos y contentos lo celebráramos.

Como bien sabes, mamá, hace unos años fuiste tú quien me dio a luz,
por eso, te doy este bonito obsequio que escrito para ti por ser tú.
Te escribo feliz esta poesía por tu cumpleaños con mucha alegría,
ya que yo sabía que te gustaría, ya que espera, que no ha acabado aún.

Feliz, feliz en tu día, tu sólo festeja con toda tu familia,
con tus hijos, tus amigos, gracias por cuidarme con vigilia.
Como ya puedes imaginar, soy quien te escribo esta bonita carta
para que seas la madre más feliz y soliciar un deseo soplando la tarta.

En este momento tienes que gozar de la fiesta lo máximo de contenta
porque para festejar, te hemos traído una tarta de fresa y menta.
Si deseas llorar hoy no es el día para eso, así que piensa,
que hoy sólo risas y alegría, alza el cuello y no vayas a tientas.

Hoy es tu día, como ya sabrás, la familia está contigo y te asistencia,
hoy es tu cumpleaños de la preferible mamá, habitual que yo a él acuda
a felicitarte otro año porque tú eres la que me trajiste al planeta,
si me hundo, tu estás ahí para cuidarme como cuando dormía en la cuna.

Hoy es tú día goza con esmero, debido a que la fiesta es tuya
Eres la preferible, la madre de mis sueños, no tienes ganas de bulla.
Como hijo tengo mis deficiencias, aunque haya habido lloros y risas,
pero no te impacientes que contigo la alegría está siempre, no avisa.

Tu eres mi madre, has estado ahí siempre y me apoyaste en todo,
en mis instantes pésimos, en los de la familia, nos sacaste del lodo.
Has pasado una vida muy difícil y con toda la familia en conjunto,
hemos logrado vencer a la adversidad, si tú crees en ti, ese es el modo.

Hay varios instantes de felicidad en los que nos reunimos los familiares,
recuerdo cuando me llevabas al dentista y me miraban incisivos y molares.
Si hacía frío para ir al colegio y tu me aconsejabas que me pusiera polares,
No había acuerdo si de joven llegaba tarde por jugar en los billares.

Después, trajiste un perrito a la familia, ya sería nuestra mascota,
también recuerdo los viajes a Sevilla, Brasilia, Filipinas y Dakota.
Grandes instantes pasamos, aunque te enfadaras por mis palabrotas,
Felicidades mamá, nuestra relación madre e hijo no para, sólo brota.

Sin duda, no existe ser más precioso, dadivoso y cariñoso en esta tierra como una madre, puesto que no solo nos cargo en su vientre por 9 meses, sino que soportó toda clase de padecimiento físico y mental para traernos a este planeta, educarnos y transformarnos en personas con valores.

Toda ocasión y ocasión es especial para expresarles a nuestras mamás lo agradecidos que nos encontramos por tenerlas en nuestra vida, pero, más que nada, por ofrecernos tanto y tanto amor.

Comúnmente, cuando estamos lejos de casa, pensamos ¿qué estará realizando mi madre? La respuesta es obvia y muy semejante, ya que ella también está pensando en nosotros. En si ya comimos, si poseemos frio, si nos va bien en el trabajo, en el lugar de vida o con la familia; así como en lo bastante que le encantaría vernos atravesar por su puerta para ofrecerle un enorme y fuerte abrazo.

No es algo obligatorio el aguardar a que sea su cumpleaños para visitarla y mencionarle cuanto la amamos. Claro que no. Es algo que debemos llevar a cabo cada que tengamos la posibilidad. Oséa, si salimos temprano del trabajo, una rápida visita a nuestra madre antes de proceder a casa no le hace daño a nadie, al opuesto.

Por otro lado, la sociedad y el planeta de hoy en el que vivimos nos deja sin un largo tiempo libre. Tiempo que tenemos la posibilidad de ocupar para conocer a nuestra querida madre.

Es por esto que, amigo mío, cada que poseas la posibilidad de abrazar y besar a tu madre, tienes que llevarlo a cabo y atesorar cada segundo. Haz que cada segundo se convierta en horas y horas de amor con la mujer que te dio la vida.

Es por esto, que en el próximo cumpleaños de esa mujer tan única e inalcanzable tienes que reflexionar en un obsequio increíble; y, no es un misterio, que las mamás aprecian más las expresiones sinceras de un hijo que cien carretas repletas de piedras hermosas.

Así que, si se aproxima el cumpleaños de tu querida madre y no tienes idea qué expresiones seleccionar, te sugerimos que eches una mirada en nuestra sección de oraciones de cumpleaños para una madre. Nos encontramos seguros de que encontrarás la cita precisa para la madre especial.

Da igual si es tu madre, o la madre de tus hijos o la madre de tus sobrinos, aquí encontrarás las expresiones más dulces, divertidas y agradables de todas.

Deja un comentario